Translate

dissabte, 25 d’octubre de 2014

Oslo Capital de Noruega

Hoy les dejo un artículo que escribimos después de nuestro viaje a Oslo, Noruega.

Oslo Capital de Noruega
Texto: Yolanda Bentué Gordo
Fotografía: Umberto Victoria Ayuso.
Oslo, capital de Noruega, situada al Norte de Europa, es una capital muy tranquila, que incluso da el aspecto de  provinciana con una población de 630 000 habitantes. Con poco tráfico, dicen los lugareños que la red de transporte público es buena, aunado al poco espacio para estacionar en la calle y el alto precio de los estacionamientos en el centro hace que el tráfico sea escaso en comparación con otras capitales europeas.
La gente es muy amable y siempre está dispuesta a ayudar al turista, casi todo el mundo habla inglés y esto facilita la comunicación con la gente de fuera.
El centro es compacto. Por la calle Karl Johans y subiendo desde la Estación Central de trenes hacia el Palacio Real encontraremos casi todos los edificios importantes de la ciudad a la derecha está la Catedral de San Salvador, diócesis Luterana consagrada en 1697. Templo barroco  en forma de cruz latina construido en ladrillo y con una sola torre, más arriba del lado izquierdo de la calle nos encontramos El Storinget (El Parlamento), edificio diseñado por el arquitecto Victor Langlet y terminado de edificar en 1866.
Justo frente al parlamento hay un jardín muy grande donde los lugareños acostumbran reunirse los días de verano para aprovechar las 21 horas de sol y hacer un poco de vida social, los meses de invierno son muy fríos y las actividades se centran en espacios cerrados y con calefacción ya que las temperaturas pueden bajar hasta los -20ºC. En ese parque podemos descubrir al lado izquierdo y escondido el ayuntamiento.
Caminamos un poco más y justo del lado derecho del jardín está el edificio de la Universidad es la mayor y más prestigiosa Universidad de Noruega fundada en 1811. Actualmente la Facultad de Derecho tiene ahí su sede.
Escondido entre frondosos árboles encontramos el Teatro Nacional, un bonito edificio neoclásico que data de 1899, su interior con estilo Art nouveau, adornado con pinturas en el techo del auditorio, es uno de los cinco teatros más importantes de Noruega.
El final de la calle lo corona el Kongelige Slott o Palacio Real donde reside la Familia Real. Rodeado de soberbios jardines que constantemente son arreglados por un ejército de jardineros. Todos los días a las 13:30 hrs. Se realiza el cambio de guardia, es una ceremonia digna de fotografiar, los militares en perfectas evoluciones y con sus imponentes uniformes negros con sombrero y pluma a juego.
El país es una Monarquía constitucional, aunque empiezan a haber ciertas discrepancias con la forma de gobierno, piensan que Haakon (heredero a la corona) reinará porque es una persona que resulta amable y simpática para sus conciudadanos. Como en todos los países con este tipo de estado, los noruegos se debaten entre lo obsoleto de la institución y la conveniencia de que siga como símbolo patrio.
Callejeando llegamos a la calle Torggata 30 donde encontramos Taco república. Un bar de comida mexicana no muy lejos del centro. Donde platicamos con Are Holten Myberg. Que nos cuenta su visión del país y algunas curiosidades. Por ejemplo que el primer apellido que se pone es el de la madre aunque se les nombra por el del padre que es el segundo, algo curioso en sociedades patriarcales como la nuestra con alto grado de machismo exacerbado. En total hay tres restaurantes de comida mexicana en la capital aunque hay muchos tex-mex. Los noruegos desayunan y cenan en casa algo caliente pero el almuerzo es algo como para seguir con la jornada laboral que es de siete horas y media a ocho con media hora para el almuerzo. Tina Selseth nos dice que dentro de la gastronomía noruega está, como no, el salmón y también la carne de caza como es el reno.
Dicen que fue un país pobre, cosa que es difícil de concebir por el alto nivel tanto cultural como de desarrollo en servicios sociales, pero a partir de 1967 en el que el país encontró petróleo todo cambio. El petróleo está casi todo en el mar del Norte entre Gran Bretaña y Noruega.
Esta ciudad para nosotros es muy cara pero nos dicen que los salarios son altos y por tanto el noruego puede tener una vida razonablemente cómoda. Se da que muchos jóvenes sobre todo de Suecia han llegado a trabajar aquí porque los salarios son altos y se puede encontrar trabajo.
El país que parece joven, si miras en las calles hay bastantes niños, piensa que puede tener un problema demográfico puesto que cada vez hay más población anciana que se retiran a vivir en centros que son subvencionados por el estado en una gran parte.
Otros centros de interés son la ópera de Oslo inagurada en 2008. Realizada por el arquitecto Snohetta que también diseñó la biblioteca de Alejandría. El escenario principal se encuentra a 16 metros por debajo del mar.
La ciudad tiene muchas áreas verdes y esculturas por todas ellas. Entre estas áreas verdes se encuentran el Vigeland park y Ekebergparken donde se encuentran esculturas tanto en bronce como en granito de escultores consagrados.
Otra atracción del país es la nieve que da lugar al deporte y el contacto con la naturaleza, en los meses que son muchos, en la que la ciudad presenta otra fisionomía. Que es fácil de acceder en metro hasta las pistas de nieve.
Tina Selseth nos dice que la gastronomía de Noruega incluye el salmón y la caza como el reno, los horarios laborables son de jornada corrida generalmente de 8-4 con 30 minutos para la comida y nos recomienda para visitar el Parque Vigeland, La casa de la ópera y el Barrio Bygdoy , que es done hay más Museos y en invierno las pistas de esquí a las cuales podemos acceder fácilmente desde el Metro Holmenkollen.
Nosotros nos alojamos en el hotel Citybox Oslo, un hotel altamente recomendable siendo la calidad precio alta. Muy recomendable el viaje y el país tanto por el paisaje como por la cordialidad de sus gentes.
Muchas gracias a Are y Tina por su tiempo y paciencia.

La Catedral San Salvador.

Interior de la Catedral.

La Universidad de Oslo.

El Palacio Real.
El Teatro Nacional

Vigeland park.

Vigeland park

Estatuas en Vigeland park.

El Parlamento.

Nocturna del Teatro Nacional.

Edificio de la ópera.

Calle Karl Johans.

Are Holten Myberg.


Ekenbergparken

Vista del firdo desde el Ekenbergparken.